Me gustan los hombres

Tranquis to el mundo, que no acabo de salir del armario, ni pierdo aceite por la limera. Es solamente el titulo de la columna que esta semana nuestra meritoria Torquemada (Carmen Posada) nos dedica a aquellos que solo usamos compresas pasados ocho decenios.
Esta vez la señora nos dedica unas indulgentes palabras a los que somos incapaces de mirar a los ojos de una mujer sin que se nos note que nuestras pupilas lo que de verdad reflejan son sus piernas… Eso si, siempre con ese vago toque sexual de mujer culta y liberada a la que puedes imaginar buscando la farmacia de guardia en el Boletín Oficial del Estado, para comprarse un selecto diafragma de Sargadelos.
Creo leer entre sus líneas una tenue defensa de aquellos hombres que no somos dados a proclamas de su lado femenino y su instinto maternal mientras abominamos de nuestra asquerosa condición masculina. Yo personalmente, encuentro positivo que algunos varones traten de destapar su lado más tierno, pero no entiendo la razón por la cual algunos prójimos asisten a los partos de sus mujeres y se comportan como si ellas pusiesen los dolores y ellos, tan sensibles, colaborasen rompiendo aguas…

En fin, que algunos tíos nos mola leer este tipo de columnas escritas por tan “eruditas feministas”. Y este articulo debería de ser colgado en el tablón de anuncios del despacho de alguna conocida “miembra” del congreso de diputados, pero a falta de eso, lo cuelgo yo aquí por si algún despistado aun no lo leyó...


Acabo de teclear el título de este artículo y de pronto me detengo. «Vaya perogrullada», pienso; se supone que a todas las mujeres heterosexuales nos gustan los hombres y no debería haber motivos para hacer pública semejante profesión de fe. Sin embargo, creo que las mujeres, y en especial las que escribimos, últimamente estamos demasiado cañeras con los tíos. Abundan hasta la náusea los artículos en los que se habla del egoísmo masculino. Que si ya está bien de que ellos se crean Rapa Nui (léase el ombligo del mundo). Que si estamos hartas de ser el segundo sexo del que habló Simone de Beauvoir y que ahora en siglo XXI seremos por fin el primero. Que si alumbra ya la era del varón domado y más aún la del varón sometido. Y ojo, chicos, porque a la mínima que os descuidéis haremos con vosotros, metafóricamente al menos, lo mismo que hizo Lorena Bobbit. Sí, aquella que aprovechó el sueño de su marido para `afeitarlo´ tan al ras que lo dejó listo para trabajar de eunuco en un harén. Y luego está toda esa monserga de cómo nosotras somos más sensibles que los hombres y también más evolucionadas biológicamente y, por supuesto, más inteligentes. Amén de los chistes feministas, que se parecen mucho a los machistas y que tienen tan poca gracia como éstos. O poner el grito en el cielo por cualquier comentario adverso contra las mujeres mientras contra los hombres se puede despotricar todo lo que se quiera porque para eso está la libertad de expresión... Yo, que soy mujer y por tanto lo puedo decir (si fuera hombre, seguro que me capan), debo confesar que empiezo a estar harta de este discursito. No creo que seamos ni más inteligentes ni más sensibles ni más evolucionadas que ellos; somos diferentes, y a Dios gracias que es así, porque si no este mundo sería mucho más aburrido. Ahora bien, lo que más me sorprende de todo el asunto es que los hombres con tanto blablá hembrista han caído víctimas de un curiosísimo síndrome de Estocolmo. De un tiempo a esta parte, el que más y el que menos dice estar ahora «cultivando su lado femenino» o «envidiar terriblemente la extraordinaria sensibilidad de las mujeres» o confiesa que su mayor deseo en esta vida hubiera sido «nacer mujer para ser madre». Menos esta última afirmación, que comprendo divinamente (ser madre es lo más maravilloso que existe), el resto de las afirmaciones me tiene mosca. ¿No será que los hombres se están feminizando? Si miramos las modas y las costumbres, bien podría ser que sí. El otro día leí que el sesenta por ciento ¡¿sesenta?! de los varones españoles se depila (con lo que a mí me gustan los tíos de pelo en pecho, qué desgracia). Además, desde que Beckham reinó en estas tierras, llevar pendientes de diamantes ya no es de nenazas, ni lo es hacerse mechas ni tampoco ponerse rímel; a este paso, pronto los veremos usar lip gloss y pintarse las uñas, si no, al tiempo. Yo, como soy una antigua, cuando los veo por la calle de esta guisa, con los pelos en pincho y los pantalones enseñando gayumbos, lo que me da es un ataque de risa, qué quieren que les diga. Cierto es que en otras épocas los hombres también llegaron a invadir las modas femeninas. En la Francia del siglo XVIII, por ejemplo, llevaban tacones, lucían pelucas y se ponían colorete. Claro que aquello acabó como acabó (en revolución y rodando cabezas), de modo que no saquemos conclusiones apresuradas... En fin, no voy a seguir con el sermón, porque sé perfectamente que estoy en franca minoría y que a muchas de mis congéneres el que ellos fomenten su lado femenino les parece sensacional y pasear del brazo de un maromo depilado, el súmmum de lo cool. Yo, en cambio, ahora que viene el verano y la ropa escasea, hago votos para tener la enorme suerte de descubrir, entre tanto petimetre, pisaverde, lechuguino y lampiño metrosexual, también a algún tío como los de antes. De esos que en vez oler a pachuli o a 212 de Carolina Herrera despiden feromonas a kilómetros, por ejemplo. Primitiva que es una, pero mmmm... ¡qué gustazo!

14 tripulantes tienen algo que decirte...:

Tesa dijo...

Bueno, pues... hay poco que añadir.
A mí también me gustan los hombres.

Michael Wong 38 dijo...

Hi friends, it's michael from bigmoneylist again. Sorry for the bulk message but I'm trying to let everyone know as quick as possible. Just started the TechnoFav Train where you add everyone's blog URL to your Technorati favorites list and everyone adds your blog to their Technorati favorites list. Details are at: http://bigmoneylist.blogspot.com/2008/07/technofav-train.html
Hope to see you there, mega cheers, michael

Evitadinamita dijo...

Este artículo es la monda lironda...
Hace un tiempo hablaba Reverte en uno de los suyos sobre la mujer de verdad...la de antes. Y se quejaba de que las jóvenes de hoy en día van en pantalones y marcando la lorza, al tiempo de que no tienen ni puta idea de llevar una falda de tubo ni tacones...
¡Vaya dos! Me parece a mí que tienen unas visiones del feminismo bastante arcaicas.
Vaya por delante que no soy feminista (aunque lo fui, vehementemente en la adolescencia...). Pero es que a mí esta señora siempre me ha parecido bastante machista, qué quiere que le diga, mi Capitán. Me marcó bastante leer en uno de sus artículos que Scarlett Johanson estaba gorda (ese día pensé que Carmen Posadas era anoréxica), con lo que cae en una contradicción sexista evidente: nosotras debemos cuidarnos, ellos no. Hombre, por favor! Ya sé que lo estoy reduciendo de una manera simplista, pero creo que se equivoca en este artículo muchísimo, pues mezcla churras con merinas. A mí mi novio me gusta con su pelo en pecho...pero no me gusta su olor corporal si no es en un "aquí te pillo, aquí te mato". O sea, el sudor y sus emanaciones sólo te la traen al pairo si tienes un calentón, a mí no me jodas! Y lo de las hormonas está mu bien, sobre todo porque científicamente es así, es decir, es lo que nos pone como motos. Y al depilarte el torso no se pierde el efecto, ni se deja de secretar por arte de magia.
El efecto de la moda del culto al cuerpo lo sufrimos hombres y mujeres y está bien que la igualdad llegue también en esto, aunque sea una puñetera moda que hace mucho daño a la mente inmadura de un adolescente(he aquí el verdadero problema). A mí no me amarga un dulce y, aunque Beckham tenga serrín en la cabeza (que no lo he comprobado, desde luego), es indudable que está muy bueno, hombrepordios!!y que conste que no es mi modelo masculino de belleza, igual que a un tío que le molen las morenas no le desagrada ver a Marlene Morreau en biquini...¿o sí?
Bueno, no me extiendo más...
Todos a follar que estamos en verano y es un ejercicio mu sano.
XDDDDDDDDDDDD

Azo dijo...

Me encanta.
Me encanta, Y me gusta Carmen Posadas y su forma exquisita de tratar con humor el tema.
Yo tambien estoy un poco hasta las narices de tanta busqueda ,llevada al limite, claro, de la parte femenina del macho.
Yo no me paso la vida buscandome la parte masculina q debo tener por ahi.
Coñe, todo tiene su termino medio, digo yo..
A mi tambien me gustan los hombres.Hombres.
Y que huelan bien. Por cierto , el clásico Varon Dandy de toda la vida, es la leche.

He dicho
Un placer venir a leerte

Fet E. Stinks dijo...

¿Con feromonas se refiere a olor a bisagra?
Soy su hombre.

A veces me pongo sostén y tanga, ¿cuenta como experimentar mi lado femenino?

Fet E. Stinks dijo...

Y póngase a la cola para lo de Cassandra Wilson, mi Capitán. Que somos muchos.

Lunna dijo...

Interesante articulo para comentar y estoy toalmente de acuerdo con la señora, que todo en su justa medida esta muy bien...pero donde coño estan los tios de verdad..? con su pelo en el pecho y su voz varonil..que llevo meses sin un mozo y todo lo que veo son metrosexual engominados con los pantaloes bajados que no me ponen caliente ni de broma....jajaja

No quiero ver un kelvim Clain señores y mirar solamente...... ...quiero un buen culo que llevarse a las manos jajaja Un besazo , un placer leerte capi

J.J. dijo...

Bueno, Carmencita tiene sus gustos, ya sabemos, antes de mirar el pelo en el pecho mira la cartera a ver si lleva visa platino (y que conste que me cae bien y me encanta leerla), pero creo que el artículo se le va de las manos en el momento que cita el olor corporal. Vaya fiera!

Capitan Tormentas dijo...

A ver Tio Fetido, ¿Porque c.... no me salen tus actualizaciones si estoy suscrito a tu fuente?...¿Einn?

Princesa Tremendhuska dijo...

Mi querido Capitán, me pasa como a Amelia, me pierdo un poco entre sus blogs!!...y no se cuando actualiza, ni cosas de esas...a ver si lo pone un poquito facil que el internet y yo estamos peleados y no le dedico mucho tiempo...
En cuanto a esta entrada, sin que la Posadas sea santo de mi devoción debo decir que por esta vez comulgo con ella..un hombre tiene que ser hombre, varonil, eso no significa que tenga que ser como un estropajo con patas, ni bruto como un burro de carga, no señor, la sensibilidad, la ternura, el cariño, el amor, etc, van parejos a la especie, y no al género, cada uno con su diferencia, el hombre macho, la mujer hembra, ambos... personas.
Vaya temita capitán, no sigo que me enrollaré como las persianas, jejeje...
Por cierto y sin ánimo de ponerle los dientes muyyy largos...Cassandra Wilson actúa pasado mañana en esta tierra en el Palau...

Un beso bloggero

SaLuDoS MiL

SaLuDoS MiL

Capitan Tormentas dijo...

Gracias por su visita a esta cantina portuaria mi querida majestad. Es muy facil saber cuando un blog se actualiza.
1.- Vaya usted a la página principal de este blog: http://capitantormentas.blogspot.com/
2.- Al final de la pagina encontrara algo tal que asi: Suscribirse a: Entradas (Atom)
3. Le redireccionaran a una pagina donde vera las entradas de forma diferente y le preguntaran si quiere suscribirse a esta fuente.
4.- Si lo hace; automáticamente le aparecerá en su “centro de favoritos” de su navegador, en el apartado “fuentes”, la dirección de este blog.
5.- Cuando esta este en negrita es que se actualizo. Así que viendo de vez en cuando sus fuentes ya sabe las que se actualizaron o no, dependiendo que estén en negrita o normal.
Un bico y encantado de ayudarle

Lamendalerenda dijo...

Cada uno que haga lo que le salga del vello pero lo que me parece de un insulto bestial a la vista es ver al típico mertroymedio con sus lorzas y tetas caídas, depilado y sin camiseta al volante del coche mientras ameniza al resto de los mortales con su música chumbachumba a todo volúmen. Esos especímenes deberían vivir en un mundo aparte.
A mí que me den un hombretón de peloenpecho, lo demás me parece un poco mamonada, la verdad.
Saludos.

Marina dijo...

Complicado el tema y frivolizarlo nos hace caer en lo superficial como le ha pasado a la Posadas ,con quien por cierto no empatizo mucho .

Primero, uno nace con su sexo correspondiente y no entro aqui en divisiones... luego vienen los condicionantes, tanto educativos , familiares y culturales , entre los que por ahora destacan los consumistas que manipulan tanto a chicos como a chicas, este bombardeo inclina nuestros gustos , deseos y apetencias, por un lado los que estan a simple vista y que no podemos negar influyen en un primer momento y luego los personales que se van formando con la edad y perfilan nuestras conductas y preferencias.

Hay gustos para todos , como hombres y mujeres somos y cada tiesto busca su maceta,pero creo que la mujer ha logrado un lugar que le es merecido , se lo ha ganado a pulso y ahora busca un compañero , respetado en su individualidad como hombre independientemente de la cantidad de pelos que posea , solamente que sepa dar lo mejor de si mismo.
En estos momentos de cambios en tan poco espacio de tiempo es lógico que se tienda a los extremos pero como todo, ira encontrando su justo equilibrio.

Ahh y me encantan los hombres¡¡¡
jejej jejej

amelia dijo...

Empiezo hoy por aquí maese capitan, porque anoche ya no podia mas, pero he de decirle que me hace muchisima gracia cuando dice vuesa merced lo de torquemada, y también que a esa señora envidio, pues tiene todo lo que me gustaria tener a mi, me refiero con una pluma, o sea escribiendo, que se gana la vida escriendo, no lo hace mal y es guapa la jodia, de lo que dice de lo unico uqe estoy de acuerdo es que me gustan los hombres tal cual, sin afeitas ni parafernalias, pero así estan las cosas, y eso de que ser madre es lo mas maravilloso de la vida no se que decirle, un hombre puede ser pleno y feliz, igual que una mujer sin ser madre, pienso que ello es solo un proceso biologico, y no magico, cada uno lo suyo, de maricas y maricones y lesbianas y transexuales, haya cada uno y de su capa un sayo, yo bastante tengo con lo mio, y no me voy a meter en el porque son asi o asado, y por mi si los hombres se quieren poner aretes, o tangas, o gomina, o mechas, me la suda, como diria mi hija y tambien, no estoy yo por la labor de criticar lo que no me pongo, y si ellos son asi alla ellos, y no se, que pienso que lo externo no importa, son solo modas y modismo, lo que importa es de puertas para adentro y de corazon para adentro, no tengo nada en contra de los hombres y eso que creo que a mi me han tocado todos los malos, no porque ellos fueran malos, sino que yo he sido idiota al no irme corriendo que no me pillas al verlos venir, sino que me quede ahi haciendo la idiota, será la genetica de mis abuelas que me decián que tenia que ser asi, en fin, que espero agarrar un buen mozo y darle un par de achuchones, que ya los pircing y los tangas se los quitare yo a lenguetazos y si tiene gomina lo bañare en mi pozo y si se afeita, qeu ya le crecera el pelo, y que un buen hombre tambien habrá digo yo, como las meigas, haberlas hailas, cada uno en su lugar, y si se mesclan, y cada uno se pone lo del otro, pues que me da igual, bastante tengo con pagar el alquiler, hacer la comida, aguantar las perretas de mis jefes y buscar al progenitor de mi hija, que se ha dado el piro vampiro y tenemos que poner una demanda pues desde hace tres meses ha hecho el mutis por el foro en argentina, eso si que es triste, y es un hombre que no se afeita y de los antiguos, que dicen piropos, y muy macho, pero ya ve usted, maese capitan, lo digo aqui y en pekin, es un cabronazo y tacañate, mejor hubiera tenido a mi hija con mi amigo paco, maricon de casi toda la vida, y lo ibamos a tener in vitro, pero me sedujo el bigote de este señor desaparecido y engendre a mi hija con el desertor de padre, asi es la vida, buen dia mi capitan, y no le digo lo del flan porque ya estoy enralada y este es su cantina y le podrian faltar el respeto los amables tertulianos, y un saludo y nos vemos, amelia, la que envidida a la torquemada y vuesa coleguilla de travesia.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails