Mi vacuna



El gran placer de los viajes oceánicos es que, a diferencia de la navegación por un día, a medida que la tierra va quedando atrás, te vas liberando de las tormentas y preocupaciones que te golpeaban en tierra firme, de todas las cosas que deberías de haber llevado a cabo pero has dejado pendientes, de todos los residuos insignificantes y cuestiones superfluas, de tu existencia ordinaria, como si fuera una serpiente que se desprende de su piel seca. Te sientes desempolvado y vivo otra vez. No puedes solucionar ninguno de esos viejos problemas, esa es la pura verdad, por lo que los olvidas y te limitas a ocuparte de la navegación y la vida… porque hacer las cosas bien cuando surcas los mares en un barco es, sencillamente una cuestión de supervivencia.
Este prodigio que reduce a las personas a su esencia, se produce cada vez que dejas tierra. Y del mismo modo cuando finalmente la intuyes, te invade una morriña de la misma y misteriosamente, te sientes otra vez ansioso por pisarla y dispuesto a sumergirte de nuevo en ese atosigante lodazal de preocupaciones.

14 tripulantes tienen algo que decirte...:

IRLANDA dijo...

Suerte tienes Capi, de tu vacuna.
jejeje como yo no salga al Parque Gúell y me dé de tortazos con los guiris....

Linda reflexión de ida y vuelta.

Petons

Tesa dijo...

Entonces, navegar hacia el horizonte es una manera de escapar.
Besos, Capi.

Marián dijo...

Yo pienso, sólo me imagino...¿eh? porque no he pasado por esa experiencia, que será como sentir tu alma desnuda, ser tú frente a los elementos..creo que es ahí donde uno se puede sentir un ser humano en toda su pureza.

Un saludo.

Alicia María Abatilli dijo...

Alcanzar la paz con los brazos abiertos, el viento como único viajero.
Un saludo cordial
alicia

unsui dijo...

Que gran verdad lo que comentas del viaje oceánico. Al cabo de varios días todos los afanes que tenías en tierra se ven tan minúsculos...Uno parece que pasa a formar parte de ese enrome escenario que montan el cielo, el mar y 360º de horizonte
Un abrazo
j

gatuna dijo...

ese es un buen ejercicio para hacerlo también tierra adentro............. casi imposible......
yo echo de menos tu lugar

Mela dijo...

Cómo te echaba de menos Capi ... creo que he sentido eso que cuentas ... cuando puedo fugarme a Africa, resurjo así! Te abrazo amigo! Muacc

gatuna dijo...

además de leerte me gusta venir a aquí a escucharte......

Ico dijo...

es un quiero y no puedo.. un constante desazón o querencia que no se atrapa.. sin saberlo tenemos mucho en común esos marineros y mi espíritu inconformista.. gracias por mostrarno la vida en la mar.. bienvenido de vuelta a tierra..

Fet dijo...

Navegando en un mar de contradicciones.

La susodicha dijo...

Uff, menos mal que por extensión, hay dosis para todos.
Pongame, la tiple onirica, please.

Un beso y bienvenido al nuevo discurso bloguero.

chanclas dijo...

Ya era hora, Capi.
Por lo que presiento andas de navegaciones "de altura".
Cuantas veces lo he echado de menos. Lo describes bien y aunque haya quien piense que es escapar yo no lo veo así. Un paseo en solitario por la cubierta de un barco, al atardecer y rodeado de mar multiplican pòr 100 los recuerdos, las nostalgias y los sentimientos.
Un abrazo

Laura dijo...

Necesito ser serpiente y liberarme de la piel seca... como se hace? Es urgente.
Como envidio poder zarpar para dejar atras el lodazal.
Perdon por no poner acentos, mi pc ha decidido que son superfluos e innecsarios, y si yo insisto en utilizarlos... paradojicamente los coloca de dos en dos y a destiempo. Siempre a destiempo, como mi vida.

amelia dijo...

Ummmmmmmmm,eso suena un poco a cobardia machista, me suena a eso, cuando los problemas acucián, pies para que te quiero, ya sea por barco o por mar, y no es que te critique, tu al menos puedes hacerlo, yo en cambio me cago en mi bendita suerte de no ponerme un cohete en el culo e irme a la luna, y no tengo vacuna para el dolor, y no tengo vacuna para evadirme de tanta leche machanga de problemas, por eso, ole tus huevos y viva la vacuna,
por cierto, la musica mas ratonera no puede ser,
te echo de menos, traeme una merluza capitán.

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails