Otro tipo de amor

Normalmente una película, una canción, un olor, o simplemente un sabor, son motivos más que suficientes para fondear en tu pecho esa hembra diezmada y lenta de la nostalgia. Eso es lo que provoco en mi hoy una desvestida y afligida tortilla de patatas... imágenes familiares que vinieron a recalar, arrancándome una desguarnecida sonrisa.
Estas navidades pasadas y a falta de casa materna donde fondear mis huesos decidí pasarlas junto a la regalada calidez de mi hermana mayor. Este vinculo familiar es la ostia!, Y aquellos hombres que hace tiempo tuvimos que enterrar los abrazos de quien nos dio la vida, y que más tarde perdimos nuestra pareja en el mismo lugar en el que llevábamos algún tiempo nosotros mismos extraviados. Aquellos que luego empezamos a escuchar de nuevo aquella vieja balada anhelando reencontrar la emoción de antes oyendo ahora la melodía en una versión distinta; Y que mientras, seguimos teniendo la gran suerte de topar siempre ese perdurable salvavidas al pie de la escollera en forma de hermana mayor, podemos considerarnos hombres afortunados entre los privilegiados.
El amor y el cariño de una hermana mayor es incombustible en el tiempo, es algo que perdura desde aquellos lejanos días en que se encargaba con sus manos enjabonadas que fueras bien repeinado a la escuela al tiempo que hacian pifiar la voz de tu rostro, o en los que, cuando había que poner a un matón de aula en su sitio era ella la que con los brazos en jarras no dudaba un solo instante en hacerlo, o que discutía hasta la extenuación que las pestañas de su hermanillo no eran capaces de encontrarse ni en los ojos de la mas afamada vedete.
A diferencia de tu madre o pareja, pasar unas vacaciones con ella tiene varios plus añadidos; y entre ellos: poder usar el mismo colegueo y comportamiento que tienes con tus amigos, a cambio de recibir los mismos cuidados que con las anteriores. Por no decir también, que te puedes ir a la cama y dormir desde el instante en que te metes en ella, a diferencia de... El caso es que esas vacaciones además de bien cuidado y mimado durante las mismas, y para no ser menos.. fue ella la que tuvo que poner la guinda al pastel. Y esta vino en el vuelo de vuelta a casa.
A mitad del vuelo, y mientras un sesentón casposo y su legitima devoraban con precipitada voracidad un reseco y carísimo sándwich de jamón y queso. Este que suscribe pidió una cerveza a la azafata y saco ceremoniosamente de su pequeña mochila un impresionante bocata de tortilla española esmeradamente envuelto en servilleta de papel y lamina de aluminio. Ni que decir tiene la manera en como inundo la cabina del avión aquel embriagador y esclavizado por el papel Albal olor a tortilla de patatas. Al momento y de manera instintiva a más de cuatro o cinco les goteaba el colmillo de forma canina y salvaje al tiempo que se les salían los ojos a la vista de aquella poderosa ostentación de rica gastronomía popular.
Y mientras yo comía a dos carrillos, las comisuras de mis labios no dejaban de dibujar una orgullosa sonrisa haciéndome sentir en aquel momento el pasajero mas envidiado de aquel avión. Y todo eso, gracias al desinteresado amor y cariño de una hermana mayor.

-Aunque como bien sabes, no soy muy dado a las lisonjas-, pero esto va por ti. Te lo mereces tronca.

En la mar a 7 de Marzo del 2009

9 tripulantes tienen algo que decirte...:

Sylvia dijo...

Desde la primera vez que oí hablar de ella, supe que era especial, especial seguramente por caracter, por personalidad, por ser mujer de bandera, pero sobre todo especial por esa vida contigo, por ese amor incondicional cuando la vida no dejaba de ponerte condiciones...y eso no es "otro tipo de amor", eso es AMOR con mayúsculas y ambos lo mereceis.

Así que no me extraña que fueras el pasajero más envidiado de aquel avión..joer si es que el olorcillo llegaba hasta aqui!...Buen gusto y buen hacer, tampoco soy yo muy dada a las lisonjas pero si lo merece es de ley, y creo que los mimos de estas Navidades lo requieren especialmente.

Un beso bien grande desde Valencia.

PD: por cierto dile de mi parte que aqui hay algo que le gusta...jejeje

KTS dijo...

EStá claro que fuera no saben comer!
Una tortipapas casera es un manjar, vive dios!!
Anda que tener que elegir entre el sangüi reseco y esa delicia digna de un gourmet, menuda patá se lleva el sangüi que cruza el océano del impulso!!
Un abrazo, vieja marsopa

amelia dijo...

Me has emocionado, cada vez escribes mejor y cada vez te veo mas blandengue, que viniendo de mi, es un halago, no te creas,
sabes?, yo soy la hermana mayor, y se, que eso exactamente es lo sienten mis hermanos por mi, y se que si escribieran o pusieron sus sentimientos con palabras, escogerían las mismas que empleas tu con cariño para tu hermana,
a mi también me gustaría que fueras mi hermano.
touche,
saludos capitán

Evitadinamita dijo...

Snif! Juer, Capitán! Me ha dado en el punto flaco...Yo siento debilidad por mis dos hermanos pequeños...¡lo de las pestañicas también lo hacía yo con mi Tinutxi!
Afortunado sí, y mucho...Ya sabe usté que a estas edades es difícil tener relaciones fraternales de tal intensidad...la vida suele estropearlas, como es mi caso con los otros dos hermanos que tengo, que son los mayores y no tengo la suerte de que nos llevemos como usted con la suya.
Enhorabuena y disfrútelo.

Laura dijo...

Yo también soy la mayor de cuatro hermanos. Aisss, si mi hermano pequeño algún día, por lejano que sea, me hace un escrito declarando todo ese amor(aunque fuera la mitad) que tú le declaras a tu hermana.... me da un infarto. Claro que el bocata tortilla de patatas tenía una pinta que ni te cuento, así que si no la llegas a lisonjear no hay dios que te perdone!
Un beso capitán.

pd. por cierto.... ¿como te lo hiciste para subir el peazo bocata al avión?
pd2. no sufras, esta vez son solo tres capítulos y los colgaré pronto... y no, no se ha quedado enganchado.

Fet dijo...

El olor de la tortilla ha llegado hasta aquí.
Brindo por tu hermana y todas las hermanas mayores, mi Capitán. Se lo merecen.

Tesa dijo...

Enhorabuena, por disfrutar de sus demás cuidados y ese bocata, envidia del pasaje

...y felicidades a la cocinera

Te-Pito-O-Te-Henua dijo...

Capitán Fredo, que sabrosa tortilla ...
Es bueno tener la familia siempre cerca.

Un beso.
Sill

Mela dijo...

Tocada y hundida mi Capitán, así me has hecho sentir y como tengo un día ñoño, buff ... soy esa hermana mayor, clavadita a como describes a la tuya, te podría relatar mil y una azañas! Y el amor que profesamos es así, AMOR INCONDICIONAL ... del bueno ... me encantaría poder abrazarte fuerte, fuerte, fuerte ... sólo que hayas escrito esta entrada a toque familiar de tortilla de patata para arrancarnos la sonrisa es maravilloso, como maravillosos los lazos que os unen! Queremos mucho! Muacc

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails