Angeles de carne y hueso


En estos días vengo escuchando en diferentes medios, el ya habitual y reconocido deporte nacional de echar los perros a alguien sin tener ni puñetera idea de lo que se dice. Esta vez el marrón le cayó a una institución tan respetable para la gente de la mar como es el SAR (Servicio Aéreo de Rescate). Poniendo sea de paso y en entredicho, la profesionalidad y el buen hacer de estos hombres. (Ver)
Principalmente basan su desconfianza en un cable de acero que supuestamente debería de aguantar 200 kilos de peso y que rompió en el momento del izado de un naufrago. Efectivamente estos cables vienen preparados para aguantar ese peso, pero lo que desconocen quienes hablan o escriben tan gratuitamente... es la fuerza de esa señora azul. Ahora me gustaría a mi romper una lanza en su defensa, y de paso que los amigos de este blog conozcan algo sobre su meritoria, entregada e imprescindible labor.
Fueron varias las veces que a lo largo de mi vida profesional tuve relación directa con estos hombres. Pero ninguna tan dramática, ni de tan compleja maniobra el rescate como la evacuación de un miembro de mi tripulación que había sufrido un gravísimo accidente (Ver).(Ver)
Las condiciones de la mar aquel dia eran realmente duras, aullaban vientos fríos del noroeste de fuerza ocho a nueve (casi 80 km/h), acompañados de trenes de olas de casi 10 mtrs de altura con una visibilidad prácticamente nula debido a los fuertes aguaceros que caían.
A causa de la gravedad del accidente y de la situación en la que nos encontrábamos obligue al barco a navegar exhausto totalmente atravesado a la mar, poniéndolo en grave riesgo junto con la tripulación. Después de angustiosas horas de navegación los rotores del helicóptero de salvamento anunciaron su llegada en la lejanía y cual quimérica ilusión apareció de golpe en nuestra vertical colocando el aparato a escasos metros de nuestras antenas, haciendo alarde de una pericia más propia de malabaristas círquenses que de un comandante de aeronaves... Es aun hoy el dia en que me deja perplejo su solo recuerdo.
Esto así relatado puede parecer una maniobra relativamente fácil, pero estabilizar un helicóptero aproado al viento mientras el barco no para de dar violentas escoras a una y otra banda, yo personalmente... lo veo harto complicado.
Aunque lo peor aun estaba por llegar...
Transcurridos unos breves segundos desde el momento en que el aparato se situó en nuestra vertical, observe como bajaba el rescatador colgado del famoso cable, indefenso y en medio de un enjambre de antenas, radares, stays y palos. ¡Que huevos tiene esta gente!... fue lo primero que pensé. Y a punto estuvo de romperse el alma el hombre en uno de esos bandazos, si no llega a ser por la rápida intervención de nuestro cocinero que evito que la regala de estribor lo golpeara salvajemente en la cabeza. Inmediatamente después de poner sus pies en cubierta y con un gran profesionalidad mezclada de una alta dosis de humanidad, preparo al tripulante en la camilla de evacuación en escasos segundos, levantando a continuación el dedo pulgar para anunciar que estaba listo para el izado. Apenas fue elevado un par de metros, el helicóptero cayo a estribor llevándoselo consigo a una velocidad asombrosa, y dejándonos a bordo la dulce esperanza de haber salvado una vida.
Nunca será suficiente el agradecimiento que podamos dispensar la gente de la mar a estos hombres. Hombres que cuando te ves sumergido en las frías agua atlánticas, presenciando tu propia vida como un mero espectador que considera improcedente cualquier aspiración a vivirla, licenciándote un poco mas de ella a cada segundo transcurrido; su sola presencia te da el empuje necesario para no atravesar esa fina línea que marca la frontera entre la vida, y la eterna compañía de Neptuno.
De esta manera quiero dejar patente mi rechazo a esas criticas y de paso, mi pequeño homenaje a esos hombres que arriesgan la suya inagotablemente para que nosotros podamos fumarnos algún cigarrillo mas apoyados en la regala contemplando ese aire tan azul y liquido como el fondo luminoso de nuestros sueños.

Fredo
En Vigo a 2 de marzo del 2008

8 tripulantes tienen algo que decirte...:

Yokora dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

Princesa Tremendhuska dijo...

Sabe ud. mi querido capitán, que ésta que suscribe nació aquí en blogger, y que por una especie de imán, o comodidad, continué en aquel otro lugar.
Ciertamente cada cosa tiene lo suyo, como todo en la vida, y todo tiene sus pros y sus contras.
De todas formas bienvenido sea el sitio donde su camino y el mio sigan intercambiando letras.

Un besazo aqui.


SaLuDoS MiL

Tesa dijo...

Ey ¡este sitio tiene buena pinta!!
:)

JoJosho dijo...

See Here

Salar dijo...

See here or here

Dumuro dijo...

SECURITY CENTER: See Please Here

Akinogal dijo...

Attention! See Please Here

JoJosho dijo...

See Please Here

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails